Categorías
Hot

Muñecas Sexuales más caras y Realistas que Cumplirán Todas Tus Fantasias

Muñecas Sexuales

Las «Dutch wife» es un término nipón que se les da a las muñecas sexuales desde hace muchos años.

Japón es el principal productor de muñecas sexuales. Este es un país que cuenta con una de las industrias pornográficas y de juguetes eróticos más importante del mundo.

Los japoneses tienen una sexualidad llena de fetiches y cada una es más rara o extrema.

Después de la primera guerra mundial, usaron las primeras muñecas inflables de la historia con sus tripulaciones de destacados submarinos.

Luego se convirtieron en un fetiche y se universalizaron en todo el mundo.

Como los tiempos cambian y todo evoluciona, ahora las muñecas ya no son inflables y tienen cada vez mayor aspecto femenino.

Características

Japón nuevamente a la vanguardia en este terreno, ha sido el artifice para que las muñecas inflables de toda la vida, con la boca de plástico eternamente abierta y postura sin expresión e inmóviles, hayan conocido a su segunda generación.

Las «Dutch wife» cuyo nombre traducido significa esposas holandesas, lejos del tabú, parecen de carne y hueso, pero si te acercas un poco, te das cuenta que se trata de una muñeca sexual inquietantemente parecida a una mujer real.

Están elaboradas con látex, vinilo o silicona, basadas en la estética hentai pueden llegar a costar entre 50.000 hasta 11.200 dólares.

También son hechas de elastómero termoplástico, un material más suave que la silicona, por eso hay una gran variación de precios.

ORIENT INDUSTRIES, una de las marcas que comercializa estos juguetes sexuales, asegura que al tacto es casi humano al igual que los rasgos basados en personas de carne y hueso.

Su esqueleto es similar al de una mujer real, es de aluminio armado y decenas de articulaciones que permiten su movimiento para colocarla en diversas posiciones y garantizar el placer de los clientes.

Llegando a pesar 40 kilos y de estatura promedio de 1,65 centímetros.

Muñeca Sexual: Gaga Doll

Gaga Doll
Gaga Doll

ORIENT INDUSTRIES, se hizo famosa en el año 2013, después de que sacará una muñeca a escala real de la cantante Lady Gaga.

La réplica llamada Gaga Doll causó furor en las redes sociales en 2013 y tenía como objetivo promocionar el álbum de la intérprete Art Pop.

Las muñecas de caucho sexuales se venden con la idea de que quien la compre no deseara nunca tener a una novia de verdad, según la compañía.

Hasta el cabello es natural, no hay dos iguales, pues el cliente es quien le personaliza: altura, medida de la cintura, tamaño de los senos, color de piel, colores de ojos, tamaño del trasero y expresión del rostro.

Dependiendo del modelo deseado, pueden tener voz y sensores de movimiento con respuestas preestablecidas para todo tipo de situaciones.

Las muñecas vienen acompañadas con uniformes de colegiala, enfermera o de sirvienta, según el gusto de los clientes.

También le ponen la ropa interior de las jovencitas, para que estas muñecas sexuales tengan olor a mujer de verdad.

Existe un gran número de hombres japoneses que prefieren usar juguetes sexuales antes que recurrir a una mujer, de ahí que las «Dutch wife» sean tan populares.

Entre las personas que las compran argumentan que las prefieren porque no hablan y permiten satisfacer todo tipo de fantasías, mientras que otros dicen que las usan porque temen contraer enfermedades de transmisión sexual.

Algunos estudiosos señalan que un gran porcentaje de la sociedad nipona lleva un estilo de vida subyugado al ámbito laboral, un ritmo de vida bastante estresante, donde el contacto humano es muy difícil para algunos.

Por otro lado están, los hikikomori personas con un trastorno del comportamiento que en la vida social y buscan el aislamiento.

Es por esto que estas muñecas sexuales tuvieron una buena acogida en el país.

Debido a su precio de media superior a los cinco mil dólares, hace que tener una propia sea prácticamente imposible para la mayoría de japoneses.

Es así como ya existen servicios de alquiler, el sistema que utiliza Hajime Kimura, gerente de la empresa Doll no Mori, para alquilar sus muñecas, es el mismo que usan las casas de cita por teléfono.

El interesado llama y pide una muñeca, cuyo costo de uso y de transporte debe cancelar al momento de recibirla.

El costo del transporte no está incluido, mientras que el servicio puede ser por 70, 120, 180 o 240 minutos, pagando 115, 140, 190 o 245 dólares, respectivamente.

También existen las opciones de 10 am a 10 pm por 350 dólares, o todo un día por 390 dólares.

Lo más increíble aún, es que el negocio sea todo un éxito en Japón y que las prostitutas reales tengan cada vez menos trabajo, mientras que los empresarios se dediquen a alquilar muñecas que no se quejan del sueldo, no se cansan y por supuesto no tienen vacaciones.

Muñecas Sexuales Tipo Anime

muñecas sexuales
Muñeca Sexual de Silicona

Hay para gustos y colores, en estos locales disponen de todo tipo de vestidos y pelucas, pero lo que más éxito está generando, son las muñecas que imitan a los personajes de anime más famosas de la televisión.

Muñecas Sexuales Tipo Teenager

muñeca-sexual-realista-de-silicon
Muñecas Sexuales Realistas de Silicon

Y un dato muy preocupante, la mayoría de estas muñecas sexuales tienen un aspecto adolescente cada vez más infantil, de una chica de entre 12 y 15 años.

Las empresas que más se han metido en el asunto son Doll no Mori y Pastel Color Doll, las cuáles han abierto locales para que los clientes puedan ver y tocar a sus posibles acompañantes.

Por su parte Pastel Color Doll, comenzó la iniciativa de ofrecer tríos donde los clientes disfrutan de una chica humana y una muñeca al mismo tiempo.

Topocho Digital – TD